Diseña un sitio como este con WordPress.com
Comenzar

cartas

«Querida amiga, llevamos una vida entera juntas, nos ha costado mucho conectar, pero hemos sabido superar grandes etapas, durante este tiempo siempre he intentado cuidar de ti de la mejor manera que sabía, aunque muchas veces te lo he puesto muy complicado.

Durante muchos años he sido tu peor enemigo, no sabía estar a tu altura en ciertas situaciones, hemos sido totalmente opuestas, nos llegamos hacer mucho daño, muchas veces fui yo quien permitía que se alimentaran nuestros miedos, la que se aferraba a penas del pasado como si no hubiera un mañana y la que hacía que las inseguridades se apoderaran de nosotras, por mucho que tú intentabas parar esas situaciones yo te arrastraba.

Poco a poco fuimos evolucionando y aprendiendo, me volví más exigente y en muchas ocasiones te pedía más de lo que te podía ofrecer, incluso llegando a ser juez de nuestras propias acciones, llegando a dictar sentencia e imponiendo algún castigo, pero a pesar de todo eso siempre me fuiste fiel y supiste estar a mi lado.

Con el tiempo me di cuenta que a quien más tenía que cuidar era a ti, mi gran amiga, aprendí a pedirte perdón, a conocerte mucho mejor y sobre todo a escucharte y entenderte sin juzgarte, desde ese momento empezamos a conectar, dejamos de ser dos y empezamos a ser una, a vivir este camino de la mano, ambas nos conocimos de verdad y dejamos de ser esas crías tirando cada una para un lado.

Aprendí a sentirme vulnerable a tu lado y saber que nada me pasaría, cada experiencia nos hacía más fuertes y nos unía más, aprendí tarde a que juntas nos curábamos las heridas, que cualquier piedra en el camino de tu mano siempre la podría superar y sobre todo aprendí a volver a ser esas niñas pequeñas que siempre se tenían la una a la otra.

Por eso hoy he decidido pedirte perdón por las veces que dude de ti, te hice daño o incluso quise que te fueras….. Siempre te estaré agradecida de que te quedaras, que me cuidaras y me pusieras los pies en la tierra, que me incitaras a luchar por mis sueños y me consolaras todas esas veces que nos hicieron daño, siempre has sido y serás mi gran compañera de vida.

Desde hace años aprendimos a vivir este camino llamado vida siendo solo una, sin luchas, sin reproches y pisando fuerte, gracias a ti hoy soy la mujer que soy, sin perder esa parte de niña, he aprendido a quererme, bueno a querernos, ya que tu vida y la mía son la misma.

Que decirte querida amiga, gracias por todos estos años, tantos buenos como malos, nos queda aún mucha vida por recorrer, pero ahora sé que somos una y nada puede salir mal, gracias por cuidarme y no dejar de quererme nunca.

Gracias por ser yo misma.»

Siempre me gusto escribir cartas, muchas veces no tenías nada que decir, pero simplemente el detalle para la otra persona ya me llenaba, he escrito cartas de amor y de amistad, sigo guardando cada una de ellas, muchas veces me pongo a leerlas, son como las fotos del pasado pero llenas de letras….

Ves es el paso del tiempo, como has cambiado y como la vida ya no es la que era, donde simplemente te preocupaban pequeñas cosas y ahora esas cosas no te importan lo más mínimo, al final son trocitos de pasado, de pensamientos antiguos, es donde te das cuenta que has cambiado por dentro.

La vida ha cambiado y ya no se llevan eso de las cartas, mucha gente lo conserva y me parece algo precioso, sentarte y dedicar un ratito a esa persona, expresar todo lo que sientes, donde el mundo se para, dejamos de llevar prisa, por un momento esa persona es solo nuestra única preocupación, creo que de vez en cuando hay que pararse y hacerlo.

Dejar de poner excusas y dedicar tiempo a quien queremos eso da la vida, si la vida va muy deprisa, pero las letras jamás se van, esas cartas quedaran para el recuerdo pase lo que pase, igual esa persona ya no está en tu vida, pero siempre te quedara un trocito del recuerdo que compartiste a su lado.

Os recomiendo que escribáis algo bonito a esa persona que está a vuestro lado o simplemente a un amigo, pero que le digáis todo lo que sentís, es un bonito detalle y un gran regalo que se puede leer siempre que se quiera, nunca pasara de moda, a veces no es fácil escribir algo, no sabemos que palabras usar, creo que lo mejor es dejar de pensar y que hable el corazón.

Gracias por leerme una vez más y no dejéis de sonreír por muy oscuro que se ponga el camino, besitos dulces.

Un comentario en “cartas

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: