Diseña un sitio como este con WordPress.com
Comenzar

Los sentidos

Hoy voy a hablar sobre los sentidos, muchos pensarán que no es algo importante, pero a mí me apetecía mucho hablar sobre algo que no le damos la importancia que para mi gusto se merece.

Desde pequeños nos dicen que los sentidos son cinco (la vista, el tacto, el gusto, el oído y el olfato), pero en el fondo no nos enseñan a disfrutar cada uno de ellos como se merece, nos enseñan muchas cosas en la vida y algo tan sencillo como disfrutar de esas pequeñas cosas ni se lo planteaban.

El oído nos hace escuchar la vida, desde el ruido de la ciudad hasta la paz de la naturaleza, desde una decepción hasta las palabras más bonitas de amor, las canciones que ponen armonía a nuestra vida…. Existen miles de sonidos que marcan nuestra vida, muchas veces no nos paramos a escuchar de verdad todo lo que nos rodea, no escuchamos simplemente oímos, no solo todo lo que nos rodea sino a nuestro propio cuerpo, el silencio hace que nos demos esa tregua y descanso que nos hace cargar las pilas, el silencio simplemente es parar y descansar.

El tacto o sentir, la suavidad de las sabanas recién limpias, el roce de una caricia, el primer beso, las mariposas en el estómago del primer amor, el alivio de hacer lo correcto…. Hay tantas cosas que tocamos a diario y no prestamos atención, somos como un mecanismo que funcionamos sin sentir ciertas sensaciones, a veces no solo es lo que tocamos sino todo lo que nos produce sentir algo, el poder de sentir las emociones tanto para bien como para mal es algo que deberíamos de valorar mucho más. Al menos una vez al día deberíamos cerrar los ojos y empezar a palpar, sentir cada textura y dejarnos llevar por el sentido.

La vista, el sol hundiéndose en el horizonte cuando muere el día, el reflejo de la luna en un charco, el primer cruce de miradas entre dos personas que se gustan…. Cantidad de cosas preciosas que vemos durante nuestra vida, ojalá poder parpadear y jamás olvidar esa imagen, cuantas veces he querido apreciar cada detalle de un instante, de un paisaje, de una situación, con el paso del tiempo me he dado cuenta de que es el que menos aprecio, pero es el que más cosas me ha hecho sentir, me ha enseñado los mejores paisajes y leer las mejores historias, sonrisas que jamás olvidaré, incluso nos hace percibir detalles casi imperceptibles de otros sentidos, ese rubor en la cara de alguien, esa mirada fugaz cargada de intenciones, detalles que duran un segundo y son más importantes de lo que pensamos.

El gusto, el sabor de una rica tarta de queso, un Nesquik calentito en los días fríos, el sabor salado de las pipas en una tarde de peli….. Aquí hay muchísimos sabores que nos hacen sentir, desde los ácidos o picantes que nos hacen sentir vivos y en muchos casos repetimos, hasta los más dulces y empalagosos, se dice que muchas veces tomamos algo dulce como un premio, degustamos y nos damos esa recompensa que muchas veces necesitamos, al final tener ese sentido de apreciar tanto los sabores que nos gustan como los que no, es un gran placer, deberíamos apreciar más los sabores a la hora de comer y que sea como una pequeña fiesta, tomarnos ese tiempo y recrearnos para poder apreciar los sabores y disfrutar. Hay sabores que más que alimentar te recuerdan que estás vivo y te hacen sentir.

El olfato, las frutas frescas, el césped recién cortado, las páginas de un libro, el perfume de esa persona que jamás olvidaras…. Sin duda es el mejor sentido para mí, yo me vuelvo loca con los olores, para mí ir a comprar a una frutería grande es una gran fiesta, los olores a esencias, cocinar y sentir esa mezcla de olores que tú mismo puedes ir creando, el olor a lluvia incluso antes de que llueva, pero no todos son buenos por desgracia, tener buen olfato a veces hace difícil aguantar ciertos olores, como por ejemplo el de la gasolina, cuando era más pequeña siempre repostaban el coche cuando yo no iba por que me mareaba jaja, con el paso del tiempo los olores demasiado dulces tampoco me gustan, o esa gente que se pone demasiada colonia que pasan a tu lado y se queda horas en el ambiente. Es el sentido que me costaría más perder, me hace sentir tantas cosas que me sería muy difícil. Es el que más aprecio en cualquier momento, poder percibir hasta lo más simple me hace sentir tan viva, a veces me carga las pilas un simple olor y muchos pensaréis que soy una exagerada, pero es que hay tantos olores que me dibujan una sonrisa y me llenan de felicidad.

Para mí la gran fiesta de los sentidos es una buena ducha, la que va sin prisas, donde sientes el agua por tu cuerpo, escuchas el sonido del agua recorrer cada centímetro, el gusto de sentirte limpio y en paz donde el tiempo se para, esa mezcla de olores del agua y gel, sobre todo el de la vista por que una buena ducha siempre es en compañía y poder ver a esa persona y compartir algo tan íntimo es lo que lo hace más especial.

También tengo que añadir que no solo existen los sentidos más comunes y de los que más se hablan, al ponerme a escribir esto estuve buscando y me sorprendí bastante cuando leí algo así como que tenemos como 26 sentidos, y tiene toda la razón, el sentido del equilibrio, nocicepción (la capacidad de sentir dolor), propiocepción (la capacidad de percepción del cuerpo) estos son unos cuantos y los que más me llamaron la atención. Sin duda poco se habla de ellos, pero carecer de estos sentidos te complica todo bastante.

A veces no hay que fijarse solo en los más sencillos si no darnos cuenta de todo lo que tenemos, son cosas tan básicas y que muchas veces no nos ponemos a pensar en ellas, pero si nos faltara alguna nos haría la vida muy difícil, igual es hora de disfrutar más de las pequeñas cosas y empezar a sentir esos pequeños gustos, dejar de oír para escuchar, degustar cada pequeño sabor, sentir más con el tacto las cosas que nos rodean, disfrutar de las vistas que el mundo nos ofrece y apreciar más los olores de nuestro día a día.

Gracias por leerme y estar ahí una vez más, simplemente disfrutar de todo lo que nos rodea, que por suerte podemos disfrutar de pequeños placeres con nuestro propio cuerpo, besitos dulces y nunca dejéis de soñar.

Un comentario en “Los sentidos

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: