Diseña un sitio como este con WordPress.com
Comenzar

Tus sueños

Buenas loquit@s, espero que estéis muy bien, hoy me apetecía hablar de los sueños, pero de los que vivimos estando despiertos. ¿En qué momento empezamos a tener sueños? ¿Siempre luchamos por ellos? ¿En qué se basan esos sueños? ¿Hasta qué punto nos dejamos llevar por los demás, a la hora de soñar?

Creo que los sueños empiezan desde que somos pequeños, entramos en una dinámica de vida y nos dejamos llevar por las prisas, por el entorno, por lo que toca en cada momento, pero ya soñamos con lo que queremos hacer. Desde pequeños soñamos con un simple juguete, con un viaje, con pasar más tiempo con los amigos, empezamos a soñar con lo que queremos ser de mayores. La vida continua y nos ponemos sueños más grandes, más ambiciosos, todos nos hemos visto en una vida paralela y soñando a lo grande. Considero que por muchos años que van pasando no dejamos de soñar, es parte de la ilusión y de seguir viviendo, algo que no deberíamos perder nunca.

La vida no es solo un sueño, al final la realidad se impone y en muchos momentos los vemos demasiado lejos. Supongo que por las circunstancias de la vida, porque a veces necesitamos dinero o porque es algo que nos lleva tiempo y no lo tenemos. Los sueños también tienen que ser realistas, es bonito soñar a lo grande, pero es más bonito ver como se te cumplen los sueños. Aunque parezcan difíciles, dejar de luchar no es una opción, mientras estamos luchando seguimos ilusionados.

Los sueños no se basan solo en realidades, pueden ser tan dispares, o como algo tan fácil de alcanzar, pero en muchos momentos no lo planteamos como un sueño, se queda en una simple idea. Cuando las circunstancias son más idóneas, o estás en ese punto que de verdad te apasiona esa simple idea, justo ahí se convierte en tu sueño, cuando de verdad quieres luchar por eso y pondrás todas tus ganas. Incluso a veces sentirás que es una pérdida de tiempo, que las cosas se te vienen en contra o incluso dudas, justo en ese momento se convierte en un sueño. Al final todo consiste en eso, en quererlo de verdad y deja de ser algo en lo que soñar en grande, para pasar a ser algo que quieres conseguir y te hace feliz.

Rodearte de buena gente es importante para poder soñar y llegar a conseguirlo. A veces son locuras, pero nos hacen felices, tener alguien a tu lado que cree en ti es valioso, sentir el apoyo y sinceridad. Está muy bien tener sueños, pero cuando no te sientes solo, o como un loco soñador y ves que tienes a esa persona que sueña tus sueños contigo es algo mágico. También es crucial que esas personas tengan los pies en la tierra y no te dejen volar tan alto que te caigas al primer paso. La sinceridad es fundamental, ya que con cariño te pueden decir la realidad, a veces no somos tan buenos en ciertas cosas y que mejor que nos sean sinceros a tiempo. Al final nos influye también quien tenemos cerca, si podemos confiar y ser uno mismo con ellos, nos ayudara a soñar en más o menos medida.

Al final de todo es sano soñar y no solo mientras dormimos. Los sueños llegan a ser mágicos, nos hacen vivir la vida de otra manera, entregarnos como no haríamos con otras cosas. Saber que uno se siente feliz y pleno con algo, disfrutar del proceso y si en muchos casos desesperarse, pero que sería de un sueño sin todas esas etapas, sería simplemente una idea. Aunque soñemos, no debemos perder nunca el norte, cuidar a quien tenemos al lado y saber que la vida tiene otros caminos y no solo podemos vivir de sueño. Pero nunca deberíamos de perder la ilusión de poder soñar y saber que somos capaces de cualquier cosa que nos haga felices.

A sí que como siempre digo es bonito soñar, pero mejor si soñamos en compañía, compartimos y disfrutamos del proceso de nuestros sueños. Con cariño, cabeza y esfuerzo podemos hacer grandes cosas, dibujaremos grandes sueños, preciosas realidades. Nunca os dejéis llevar por gente que no os deja soñar, quien te quita la energía y te dice que tú no puedes con lo que sea. Te saldrá mejor o peor, te costará más o menos, pero que nadie te corte las halas de tu vuelo. Si no tenéis sueños tampoco pasa nada, todo llega cuando tiene que llegar y la vida es larga, busca dentro de ti y piensa lo que te haría feliz.

«¿Es tu sueño? No tengo sueños, tengo realidades alternativas a las que todavía no he llegado, y escribir es la única forma que tengo de saber que estoy viva» Gracias una vez más por estar aquí y por leerme, besitos dulces y ya sabéis no dejéis de soñar.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: