Diseña un sitio como este con WordPress.com
Comenzar

parentesis

Todo empezó hace meses, tiempo en el que nos ha cambiado mucho la vida, algo que no pensábamos que jamás pasase, siempre lo hemos visto en series o hasta en videojuegos….. pero si llego, el virus nos aisló, nos mató, nos separó, nos desgarro……

Meses en los que hemos tenido que aprender a vivir separados, aprender a esperar sin salir de casa, hacer de nuestra casa nuestro nuevo mundo, donde solo nos quedaba el consuelo de los nuestros por teléfono, donde el sonido de las noticias esperando buenas noticias inundaba nuestro nuevo mundo….

Las cosas se complicaban por momentos, las malas noticias llegaban, dejaba de ser un cuento y se convertía en una realidad, nos tocaba de lleno a la gente que teníamos cerca, y comenzaba un nuevo calvario, con la falta de noticias, sin poder estar cerca de los nuestros, se iban sin despedidas, sin la última caricia…..

Nos tocaba aprender a sufrir desde lejos, a salir adelante por los que nos rodean, seguir viviendo y agradecer a los que nos cuidan cada día, cada tarde a las 8 salíamos a las terrazas, aplaudíamos a nuestros héroes, como en todo cuento siempre existen pero en este caso no llevaban capa, se cubrían con guantes y mascarillas, llenaban nuestros supermercados, los sanitarios que cada día se ponían su armadura para salvar vidas y estar cerca de los nuestros, por ellos y por muchos más cada tarde dábamos las gracias y llenábamos el silencio de las calles con aplausos……

No todo iba a ser malo, no podíamos salir de casa, pero el mundo respiro, los animales volvieron a tomar lo que un día era suyo y poco a poco se lo fuimos quitando, volvieron a ser libres, a llenar nuestras aguas de especies que pensábamos extinguidas, donde las aves salían por el centro de grandes ciudades, la naturaleza volvía a respirar en este pequeño paréntesis…

Un nuevo día siempre era un día menos, la lucha iba ser larga, los más pequeños aprendieron a llenar la casa de alegría y darnos la fuera para luchar contra el «bicho», aprendieron a no salir, a recordarnos que nos queda una vida entera para disfrutar, pero es hora de cuidarnos, todos nos unimos para cantar a la vida, y poco a poco dimos pasos a lo que llaman la «nueva normalidad» donde nos volvieron a dejar llenar las calles de ruidos, de las primeras lagrimas por vernos desde la terraza, las primeras risas de los niños y esas carreras que tanto se merecieron.

Todo comenzó hacia un nuevo camino, del que tendríamos que aprender, ser más cuidadosos, que no es un juego y sobre todo que aun la lucha no acabo, recordar a toda la gente que nos ha dejado, todos los sacrificios que hemos hecho, los malos y buenos momentos, a controlar ese ansia de volver a lo de antes, la precaución de hoy será el éxito del mañana, todo comenzó como un cuento que pocos se creían y en poco tiempo se convirtió en una cruel realidad y como en todas las historias siempre nos dejaran huellas para el recuerdo y cicatrices que nos harán aprender.

El tiempo pasa y las cosas no mejoran, después de un verano donde muchos han hecho lo que les ha dado la gana, donde muchos otros hemos seguido extremando los cuidados, donde apenas nos hemos juntado con nadie pero hemos tenido que ver cómo la gente hace fiestas como si todo se hubiera acabado, el camino hacia la «nueva normalidad» sigue, con un rumbo muy incierto, parece como si todo lo que hemos pasado estos meses lo hubiéramos olvidado , como si la gente que se fue ya no importara, los pensamientos se dividen, volvemos a pensar en nosotros mismos y no nos olvidemos que de esto nadie está a salvo.

No podemos parar el mundo hasta que acabemos con el «bicho» pero si tendríamos que ser más cuidadosos y no pensar en la vida tal y como la conocíamos, si no en ser un poquito más responsables y ya no por nosotros mismos, si no por esas personas que se dejan la vida y luchan por salvar las nuestras, por nuestras propias familias que paradójicamente es con quien más bajamos la guardia, como si entrar en la casa de un familiar nos pusiera a salvo y lo único que hacemos es ponerles en peligro, seguimos sin disfrutar de las pequeñas cosas, lo queremos todo o nada, seguimos siendo los mismos egoísta sin sentido….

Todas esas cosas que aprendimos a valorar en la cuarentena tendríamos que aprender a juntarlas con la nueva vida, seguir luchando por trabajar y sacar todo adelante, pero sin arriesgar a los nuestros, extremar los cuidados y seguir en plena guardia como lo hacíamos cuando no podíamos ni salir, algún día volverá a ser todo como era y ahí tendremos tiempo de celebraciones, de abrazos, de descuidos y momentos dulces, pero para que eso pase sin perder más vidas no bajemos la guardia.

No os olvidéis de poneros la mascarilla, es una lucha de todos, salvemos vidas con un pequeño gesto, es el nuevo complemento, que a muchos les incomoda o agobia, pero más duele ver a quien quieres en un hospital sin saber cómo esta, un pequeño gesto cambia vidas, además ahora las tenemos de miles de colores, es nuestro nuevo complemento, ese que ahora llena los percheros de casa, no olvidéis cuidaros para cuidar a los vuestros…..

Me ha costado mucho arrancarme de nuevo a escribir, pero es algo que no quiero dejar de lado por nada, la vida sigue sin dejar de ser lo que éramos, este tiempo nos ha cambiado a todos, por lo menos a mí, ahora tengo más claro quien quiero a mi lado, a valorar más la gente y cuidar de quien me cuida, aprender que con poco también se puede vivir.

Han sido tiempos difíciles y van a seguir siéndolo por un tiempo, pero la vida sigue pasando, va costar superar ciertas cosas pero tenemos que avanzar y ser conscientes de que nada va ser igual por mucho que nos empeñemos, cuidar siempre a quien ha estado a vuestro lado y no dejéis de decir te quiero cada día…..

Mucho ánimo para todos, y sobre todo GRACIAS a todos los que nos han cuidado este tiempo y siguen haciéndolo, los que han puesto hasta el alma, todos esos artistas que habéis llenado nuestros días de música desde la lejanía, y sobre todo a nuestras familias por no dejarnos caer nunca, sigamos juntos, aunque separados luchando por esta nueva vida…

Gracias por leerme una vez más y nunca dejéis de soñar por muy difícil que sea……

Todos cumplen su condena de la forma mas bonita ,no quieren la libertad si no es curando la herida….

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: